Material de Riesgo

La EET o encefalopatía espongiforme denota enfermedades neurológicas causadas por priones (proteínas priónicas mal plegadas, PrPsc). La forma más prominente de esta enfermedad incurable y fatal es la EEB (encefalopatía espongiforme bovina), que se produce en el ganado y se conoce comúnmente como la enfermedad de las vacas locas.

Ovejas y cabras también pueden verse afectadas (tembladera), así como alces y ciervos (caquexia crónica, CWD), y los seres humanos, también. En la vejez, la enfermedad humana puede ocurrir de forma espontánea y se conoce como enfermedad de Creutzfeldt-Jakob clásica (CCJD). A partir de 1995 ha surgido una enfermedad zoonótica causada por la ingesta de alimentos que contienen la EEB; se le conoce como la nueva variante de ECJ y afecta principalmente a los jóvenes.

Como resultado de la crisis de la EEB a finales de la década de 1990, la Comisión Europea aprobó medidas para reducir esta zoonosis. Estas medidas definidas en el Reglamento 999/2001 de la UE incluyen la prohibición de alimentar molino de carne y huesos (HCH) a los rumiantes, la eliminación y destrucción de los materiales especificados de riesgo (MER, es decir, los tejidos como el cerebro, la médula espinal, etc. que contienen los nervios) a partir de canales, y el seguimiento de diagnóstico intensivo de los rumiantes sacrificados antes de su liberación a la cadena alimentaria. post mortem, la proteína prión (PrPsc) se puede detectar inmunológicamente en el tronco cerebral como un marcador causal de la encefalopatía espongiforme bovina.

Más información:
http://www.r-biopharm.com/es/productos/analisis-de-alimentos-y-piensos/eeb-material-de-riesgo